in

Una vez más, decide Benzema


El francés ajusticia al Espanyol y da la victoria al Real Madrid con su doblete en un partido que llegó empatado al 87′


El RCDE Stadium dio cobijo a un entretenido y competido Espanyol – Real Madrid, correspondiente a la tercera fecha liguera que cerraba la jornada dominical. Los blancos saldrían al choque con varios cambios en el once inicial. La vuelta de Kroos, el desplazamiento de Alaba al lateral izquierdo y la inclusión de Lucas en el flanco derecho en detrimento de Carvajal fueron las novedades de un Carlo Ancelotti que varía sus titulares por tercera vez en tres jornadas.

En la primera mitad, el guión fue el esperado, el Real Madrid fue dominador y sometió en todo momento al Espanyol, que se defendía con uñas y dientes ante las acometidas de Vinicius y compañía. Tanto fue así, que solo pasarían 12 minutos para ver a los merengues por delante en el marcador. Aurelién Tchouaméni sacó el pincel a pasear y trazó una jugada digna de enmarcar. Tras una pequeña conducción pidió el apoyo de Fede Valverde, con el que tiraría una pared cerca de la frontal. Tras recibir de vuelta,el francés esperaría la diagonal de Vinicius para facilitarle el pase en beneficio de carrera. El brasileño, con una preciosa definición al palo más alejado, superaría a Lecomte y pondría el momentáneo (0-1). Esto no modificó los derroteros de una primera mitad que manejo el Real Madrid en su totalidad, pero en este deporte dominar no significa que este se refleje en el eléctronico. En el 43′, después de toda una primera parte siendo superado en todos los aspectos del juego, el Espanyol empataría el choque. Oscar Gil filtraría en el área un balón que Joselu, tras varios rebotes, mandaría al fondo de las mallas.

El reinicio en la segunda mitad trajo consigo un cambió de escenario tan brusco como inesperado. El Espanyol, tras una primera parte agazapado y sometido, revolucionó el choque y salió en busca de los tres puntos ante su público. La opción más clara para los pericos la tuvo, nuevamente, Joselu, que tras un barullo dentro del área, sacaría un disparo potente, pero centrado, que exigiría a ‘Thibu’. El Real Madrid, siendo superado, no encontraba su sitio pero hacia daño al contragolpe, sin encontrar el premio del gol. La entrada de Rodrygo y Camavinga devolverían al conjunto blanco a esa posición de control que nunca debió perder, siendo un factor diferencial para llevar a cabo lo que pasaría en las postrimerías. En el 87′, con el final del partido llamando a la puerta, Karim Benzema, discreto hasta el momento, remataría un excepcional centro de Rodrygo Goes para poner por delante (1-2) al Real Madrid. El Espanyol, merecedor de algo más tras los esfuerzos de una gran segunda parte, vería como expulsaban a su guardameta, Lecomte, después de patear la pierna de Dani Ceballos en un intento fallido de despeje. Esa misma falta que provocó su expulsión se convertiría en el definitivo (1-3). Ya en el 100′ de partido, gracias a un descuento engordado por la expulsión, Karim Benzema anotaría de libre directo con Cabrera como «portero» espanyolista.

Así finalizaba un partido ‘loco’, con una parte para cada equipo en la que el Real Madrid sale vencedor, una vez más. Como siempre, o casi siempre, Benzema y Vinicius fueron los protagonistas de otra gran noche para el madridismo.

Instagram: @informasaajan



AG Deportes Cobertura

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

Descartado el fichaje de Bernardo Silva

La Máquina vuelve a la senda del triunfo en casa