in

¿Qué sigue después de la muerte? El ciclo que debería seguir el fútbol peruano tras la catastrofe en Qatar


La selección peruana servía como un respirador artificial a un fútbol que se encontraba agonizando, y que tras la derrota más dolorosa de tiempos recientes, parece que está encaminado a la muerte.


Probablemente el día de hoy peque de negativo, de fatalista, e incluso de exagerado. Pero al mismo tiempo, escribo con lo poco de corazón que me queda tras el partido del día Lunes. Más que nada, porque más allá de una dolorosa derrota, el futuro del balompié nacional es incierto casi en su totalidad.

Se había comentado por todos lados que Ricardo Gareca hizo de la selección nacional de Perú una isla maravillosa en medio de un océano de fracasos y perdidas. Esto no es una mera suposición, sino que se complementa y gana poder año tras año, cuando observamos el paupérrimo nivel del torneo local, el terrible trabajo en menores y la corrupción interna en la federación.

El problema, al menos de manera superficial, en la selección, radica justamente en el futuro de Gareca. Lo que se sabe, de momento, es que el presidente de la Federación ya ofreció un nuevo contrato al entrenador argentino. A la par de esto, se conoce que hay varios cargos administrativos  que darán un paso al costado de sus labores en la FPF.

Dentro de toda esta incertidumbre y preocupación, el torneo de la Liga 1 se reanuda apenas este Viernes, devolviéndonos a una realidad oscura: Perú tiene el peor fútbol de Sudamérica. Si bien es una afirmación debatible para muchos, esta bastante generalizada en el continente.

Esto se comprueba constantemente en las competiciones internacionales de Conmebol, como la Copa Libertadores o la Sudamericana, donde los equipos peruanos caen goleados ante los poderosos del continente de maneras cada vez mas vergonzosas.

El pobre nivel internacional ya se reconoce en el país, pero no se ha hecho absolutamente nada por cambiarlo.. Sin ir muy lejos, el torneo de reservas y juveniles fue el último en reanudarse tras el parón sanitario. Si bien esto no puede parecer tan grave, cuando se observa el «recambio generacional» en los equipos de Liga 1 encontramos problemas de gran calibre.

Si le sumamos todo esto a la poquísima inversión que los clubes hacen en enfocar a los jóvenes a potenciar sus carreras de forma responsable, sumado a la prensa mediática que los coloca como «rockstars» a temprana edad, acaba en el mismo círculo vicioso: el futbolista jóven se pierde en los excesos que le impiden llevar su carrera hacia el camino correcto.

Cada uno de estos temas podrían dar de que hablar en un artículo en específico. Pero hay que entender que el fútbol peruano tiene muchos problemas con los cuales ha intentado remar por años, rescatando tan solo a la selección como destacable dentro de un sistema totalmente ineficiente.

Pero, ¿hay solución de estos problemas? ¿está el fútbol peruano condenado al fracaso si se va Gareca?. Hay que entenderlo como lo que es: un fenómeno complicado. En sí, el balompié peruano siempre fue complicado, pero resolver los problemas del mismo requiere de acciones y de personalidades que estén dispuestas a tomar decisiones fuertes.

Hay muchos nombres en la Federación que deben salir, incluyendo al presidente Agustín Lozano, el cual ya ha demostrado en incontables veces que busca más el bienestar de su círculo de trabajo que del deporte nacional. Partamos desde eso.

Si no se realiza un cambio estructural en el sistema futbolístico, la realidad del fútbol peruano no cambiará en lo absoluto. Hay que tener una buena federación, que tome buenas decisiones en la formación de futbolistas, que terminarán impulsando sus carreras en una estructura deportiva eficiente, para acabar en un gran nivel de selección.

Está más que claro que ante una inminente salida de Gareca va a ser muy complicado encontrar un rumbo fijo a la selección, que por ahora ha sido una excepción dentro de un deporte en el cual Perú no destaca a nivel local. Es cuestión de tiempo, y de ciertas decisiones, de poder saber si el fútbol peruano se rehusa a morir, ya que hace mucho, y hoy más que nunca, está agonizando, ya que no tiene respirador artificial.

Fotos: Selección Peruana de Fútbol

Twitter: @nicolasball00on



AG Deportes Cobertura

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

¿Quién tiene las estadísticas a su favor entre Platense y Gimnasia De La Plata?

“El directorio evaluará los escenarios disponibles en Guayaquil”