in

Matías Suárez, la carta ganadora de River


El delantero tuvo la posibilidad de volver a disputar minutos y no tardó en canjearlos por tres puntos, situación que necesitaban más que nunca en Núñez


Matías Suárez ingresó desde el banco y volvió a mostrar toda su jerarquía convirtiendo el agónico gol que le permitió a River sumar de a tres ante Independiente. Antes, no lo hacia desde el 27 de abril en la victoria por Copa Libertadores sobre Colo Colo, hace exactamente tres meses y 11 días. Aún más sorprendente, según una estadística que brinda el Diario Olé, desde ese momento hasta hoy solo tuvo 98 minutos en cancha debido a las lesiones.

Desequilibrio, inteligencia y resolución son palabras que pueden asociarse a la figura del extremo surgido en Belgrano de Córdoba. Incluso pisando la cancha en los minutos finales, el delantero continúa siendo una solución para Marcelo Gallardo cuando su equipo, como le sucede tantas veces, no puede traducir el dominio del juego en el arco rival. Es decir, canjear ataques por gol. En total, ya son 34 los tantos que convirtió para el millonario desde su llegada en 2019, siendo este último el primero en la actual Liga Profesional donde estuvo 35´en cancha (un promedio goleador altísimo).

Pero entonces ¿Cuánto lo afectaron las lesiones en su paso por River? En total, el cordobés debió ausentarse en diez ocasiones distintas con sus respectivos tiempos de recuperación. En su primera temporada padeció un esguince en su clavícula izquierda y una molestia en su tobillo derecho. Pandemia de por medio, en 2021 volvió a perderse partidos por un problema muscular en el recto anterior derecho y una sinovitis en su rodilla que, año después, se operaría. Además de las complicaciones posteriores en su rodilla, también sufrió una distensión en el aductor, un desgarro en el soleo derecho y otro en su isquiotibial. Por último, las secuelas del covid lo obligaron a relegarse por varios encuentros más.

Sin lugar a dudas, Matías Suárez es una pieza fundamental para este River que, agravado por su falta de gol durante esta temporada, lo extraña más que nunca. Quedará en el cuerpo técnico de Gallardo evaluar si se encuentra listo para volver a disputar un encuentro de arranque o seguirá ingresando durante el complemento. Por lo pronto, el delantero se siente preparado: “La rodilla está muy bien. Voy de a poco, Marcelo me va llevando. Creo que estoy para jugar un poquito más, pero cuando me toque, estaré”

 

Foto: Soy del Millo

Redactor: @Valenrezaa



AG Deportes Cobertura

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

Neto abandona el Barça rumbo a la Premier

El Deportivo Cuenca se toma el Coloso del Batán