in

La corona está en buenas manos: el cierre y apertura de ciclos tras la decimocuárta


Con el reciente anuncio de múltiples salidas y entre la duda del arribo de nuevos jugadores, el Real Madrid mira con optimismo un futuro que parece sonreírles, tras ganar su Champions League número 14.


El Real Madrid ganó su Champions League otra vez. Digo »su», porque es más que evidente el dominio de un torneo al cual practicamente le pertenece en la unanimidad. La historia de la decimocuarta la conocemos todos: se concibió entre remontadas y rendimientos sobresalientes, para culminar en una final ejecutada a la perfección por el técnico.

Se entiende que la actualidad del merengue no puede ser mejor, y se entiende, además, que el proyecto de Ancelotti puede extenderse aún más, aprovechando el buen momento de varios jugadores y trayendo a otros que pueden aportar a su sistema.

Sin embargo, hay muchos jugadores que ya anunciaron su salida de este barco merengue, en status de leyenda ya, pero al mismo tiempo pareciera que ya no pueden dar más alegrías o aportar un sitio eficiente en un plantel cada vez más veces.

El caso de Marcelo, por ejemplo, es para admirar. 15 temporadas y 25 títulos al mando de la banda inferior izquierda del Madrid, volviéndose un lateral simplemente icónico, que en su mejor momento era imbatible en defensa y mortal cuando subía al atacar. Más allá de eso, se reconoce de parte del madridismo su fidelidad y entrega, ya que en la actitud, el brasileño nunca tuvo dudas de darlo absolutamente todo en el campo.

Se va el brasileño con 545 partidos jugados, anotando 38 goles y entregando 101 asistencias. Estadísticas bastante aceptables, pero más allá de la data que maneja el brazuca, se reconoce su actitud e influencia en la cancha, tanto en defensa como ataque. Sin lugar a dudas, una leyenda del madridismo.

Al brasileño se le suma otra partida, talvez, prematura: Isco Alarcón. Un jugador distinto, incomprendido, un lobo solitario. No solo por la posición que cubre, que lo obliga a jugar y desarrollarse de una manera diferente a lo que es común en la volante del Madrid. Se podría decir, que Isco fue el »menos madridista» de aquel equipo tricampeón de Europa, y en su momento, el mejor 10 neto del mundo.

Isco sin embargo se mantuvo en la casablanca a sombra del que considero el mejor trío de volantes del nuevo milenio: hablo claramente de Casemiro, Kroos y Modric. Tres jugadores con estilos sumamente particulares que en conjunto funcionaron de una manera impresionante, estableciéndose en el titularato indiscutible en el equipo más complicado de lograrlo.

Si bien, Casemiro y Modric parecen tener varios años de vigentes en Madrid (a pesar de su edad), el camino de Kroos parece ya estar caminando hacia su final. Con cada vez menos partidos y rendimientos irregulares, el alemán es probable que esté a pocas temporadas de cerrar su maravillosa carrera. Además (y recordemos, pues) que Modric tiene ya 37 años, y si bien puede aguantar con su excelente estado físico varias temporadas más, es evidente que no va a ser eterno, y su despedida también está más cerca que lejos.

Sin embargo, parece que el futuro de todas formas luce prometedor para el merengue. Con la llegada de jugadores como Camavinga, el crecimiento de ex-promesas como Valverde y Vinicius Jr, además del ya consolidamiento de figuras como Militao, nos encontramos ante un futuro cada vez más brillante en Madrid. Ojo, eso, si evadimos totalmente la llegada de nuevos jugadores en años venideros.

Desconozco, la verdad, el criterio para afirmar que el Real Madrid »no es el mismo» y que »ya no tiene la misma grandeza». Entiendo que tras Cristiano Ronaldo las cosas cambiaron, y mucho, pero no se puede descolocar o buscar desacreditar el crecimiento de un proyecto que alcanzó creo el mejor rumbo posible.

Hoy, más que nunca, el Real Madrid es el mejor equipo del mundo. No el que mejor juega, tampoco el que más vende o gusta, simplemente es el mejor. Y eso, a la larga, lo hace (y seguirá haciendo) superior a los rivales con los que se codea. ¿Por algo es el rey, no? Que los demás esperen y batallen, porque si bien lo podrán sacar del trono, no será por mucho tiempo.

Fotos: Real Madrid Club de Fútbol

Twitter: @nicolasball00on



AG Deportes Cobertura

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

¿Qué hace un sub campeón del mundo con la Selección Argentina con Messi?

EN NÚMEROS: Barcelona, el primer finalista de la LigaPro 2022