in

El llanto de una generación de campeones


Casemiro se despide entre lágrimas del Real Madrid en un acto muy emotivo donde aseguró “que no se va por dinero”


‘Casemito’, como le conocían la mayoría de sus compañeros, ya no forma parte del Real Madrid oficialmente. El posiblemente mejor tridente de centrocampistas de la historia se desarma, dejando en el recuerdo muchas noches de gloria. Y en las vitrinas, muchos títulos. La sociedad Casemiro – Modric – Kroos deja huérfanos a toda una generación de amantes del fútbol, que han disfrutado de un centro del campo incomparable durante los últimos años. Así lo manifestaban ambos jugadores en redes sociales, quienes despedían a Casemiro elogiándolo tanto como jugador como persona. Sin duda, un trío que pasará a la historia del fútbol.

El acto de despedida tuvo lugar en Valdebebas, y si bien es verdad que no acudieron la mayoría de sus compañeros, fue un acontecimiento muy emotivo. No solo para Casemiro, que se trabó varias veces por culpa de las lágrimas, sino también para Florentino Pérez y Ancelotti, a quienes se les vio visiblemente afectados. Estas, seguramente, eran las lágrimas que representan a toda una afición.

Casemiro, la cara de la humildad

La mayoría de las declaraciones que hizo Casemiro fueron para agradecer a su entorno y a sus compañeros, demostrando una vez más su humildad y cariño: «He ganado títulos con la ayuda de mi madre, de mis hermanos, de mi querida mujer», dijo Casemiro. «No puedo olvidarme de hablar de Luka Modric y Toni Kroos. Con ellos he disfrutado de muchas cosas del fútbol». También tuvo palabras para los seguidores blancos: «Muchas gracias a la afición, he vivido noches mágicas aquí».

Otra de las cosas a las que hizo referencia fue al motivo de su salida: “Si fuera por dinero me hubiera ido hace años”. Casemiro explicó que después de la final de París sintió que su ciclo en el Real Madrid había acabado, por lo que era hora de buscar nuevos retos lejos de su zona de confort.

En la memoria de cualquier aficionado madridista quedará para siempre aquel partido en Dormunt, donde demostró que sería el “guardián” del centro del campo blanco por muchos años. El guardaespaldas de toda una generación de campeones. Cuanto tienen que agradecerle los Modric, Cristiano, Benzema y cía… Casi tanto como cualquier fiel seguidor de esa cada vez más extinta posición de stopper.

Gracias por tu fútbol. Gracias por tu humildad.

 

Imágenes: Twitter

Twitter: @EmiHuertas_





AG Deportes Cobertura

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Pumas no pude levantar el camino

Racing: Una derrota que lo deja afuera de la pelea