in

América, la continuidad a un proyecto


El conjunto azulcrema se encuentra a la alza tras un comienzo lleno de muchas dudas en su accionar de juego. Hoy, los de Coapa ya son el cuarto lugar del campeonato con 16 puntos sumados en 9 fechas disputadas (le faltan dos fechas pendientes por disputar). 


«Ningún jugador es tan bueno como todos juntos», una de las muchas frases de la leyenda del Real Madrid, Alfredo Di Stefano, y que aplicará con el contenido de hoy, pues bien dicen que «Desde la Cancha» disfrutas más un partido de futbol al darte cuenta de muchos detalles que uno no puede apreciar desde una tribuna o televisión desde su casa. Es por ello, que este nuevo contenido estará dedicado a brindarles un análisis profundo con respecto a los aspectos positivos de los diferentes equipos del futbol mexicano.

Arrancamos con el América de Fernando «Tano» Ortiz, técnico que tomó las riendas del club tras el fracaso de Santiago Solari en el torneo pasado y que, desde aquel entonces, la escuadra azulcrema ha tenido alzas y bajas en su gestión como entrenador del primer equipo. Con las polémicas encima, Tano le dio una cara distinta a lo que se venía manejando con Solari y llevó al equipo a las semifinales del campeonato pasado frente al Pachuca de Guillermo Almada, siendo un dolor de cabeza para los del Nido en los últimos torneos, pues el cuadro hidalguense los eliminó de Liguilla en dos ocasiones de manera consecutiva (la última bajo el mando del Ortiz).

El torneo Apertura 2022 no comenzó del todo bien para los de Coapa, pues con cuatro unidades de 12 posibles, los medios de comunicación comenzaron a criticar la gestión del estratega al frente del club, aunque se les olvidaba una cosa… Era el principio de torneo, quedaba mucho camino por recorrer y el mismo técnico aún no encontraba un parado y los jugadores indicados que lo ayudaran a implementar el estilo de juego que el quería para su plantel. El fin del mal momento arribó cuando se midieron a clubes de talla internacional como el Chelsea, Manchester City y Real Madrid, pues el mismo entrenador debió a haber visto que el parado ideal de su equipo debió de ser 1-4-2-3-1 compacto y enfocado en tener el control total de la pelota, pero generando un juego vertical profundo.

La fortaleza de este sistema recae en la calidad de sus laterales y extremos, pues para poder implementar un estilo de juego de esta índole es necesario contar con jugadores técnicos y dinámicos en la ofensiva; dos contenciones rápidos en la recuperación y en las transiciones de defensa-ofensiva y viceversa, agregando una zona baja creativa, sólida y dinámica de cara al arco rival. Además, con este sistema implementado y el plantel, las excusas no deberían de existir en el plantel de Fernando Ortiz y lo único que le queda es trabajar para mantenerse entre los primeros cuatro en la tabla del torneo.

La clave en la búsqueda del éxito recae en el trabajo diario y en mantener un proyecto a largo plazo enfocado en obtener campeonatos, sumando la consistencia en la búsqueda  de resultados positivos. Y, hasta el momento, esto se ve reflejado en que el plantel azulcrema es cuarto son el cuarto lugar del campeonato azteca con 16 unidades, producto de cinco victorias, un empate y tres victorias en 10 jornadas disputadas, pese a que al América le falte un partido por disputar ante Santos Laguna en el Estadio Azteca, duelo pendiente por la fecha 5 del Apertura 2022.

 





AG Deportes Cobertura

What do you think?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

El mejor cumpleaños posible para Lewandowski

Depay – Juve, un acuerdo que no llega